Paradas obligadas para comer pintxos en Bilbao

     Café Iruña:

     Es el más antiguo de Bilbao. La decoración  fue traída de una mezquita de Córdoba y un mural de la Alhambra adorna uno de sus salones. Fue fundado en 1903 por  Severo Unzue Donamaria y rehabilitado por Iñaki Aseguindaza Azkargorta; todo un trabalenguas el nombre 🙂

     En el Iruña, la atención es de primera, se degustan unos pintxos súper variados y deliciosos, así como también podemos probar los famosos pintxos morunos (están para chuparse los dedos y hay que hacer cola para comprarlos). En Bilbao todo  lo que tenga que ver con montaditos, y brochetas, se llaman pintxos.

     Si son más formales y prefieren pedir una mesa para comer algo caliente, los camareros los llevarán gustosamente a su destino. Yo probé todos los pintxos y también pedí una mesa, claro, dividí mi jornada en dos días, igual no aumenté de peso porque me caminé prácticamente toda la ciudad, aparte que las setas estaban buenísimas, así como el pepito de ternera jeje… 😉

    

     Bitoque de Albia:

     Un local muy chic, que por cierto ganó el premio al mejor Pintxo de Bilbao Bizkaia en 2008, aquí encuentras una vitrina entera de pintxos para todos los gustos y colores. Si te quieres tomar una copa, también te la sirven y cabe destacar que tienen  una gran variedad de vinos, postres, raciones y canapés.

     En este viaje  me olvidé de las franquicias norteamericanas, por allá vi una, pero para qué entrar si la ciudad te ofrece sus propias delicias y el encanto de su gente. 

     En Bilbao son muy estéticos para su comida tradicional, es como si se tratara de una obra de arte, quizás porque compiten y por eso cuidan mucho la imagen, eso me gusta porque comes con gusto y si no tienes hambre, al final se te antoja algo sólo por la presentación que tiene cada uno de los aperitivos.

     En mis viajes siempre aprendo algo más de la gente, de su cultura, valoro aun más los detalles y sobre todo  la esencia de esos personajes que hacen de mi recorrido una historia inolvidable, por eso Bilbao me ha sorprendido y cada vez que pueda volveré  para disfrutar de su vibrante calidez humana.

     ¡Saludos a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s