La Semana Santa nos hace recordar quiénes somos

Hoy me ha despertado una banda que iba pasando por mi calle y me he llevado un gran susto porque ¡pensé que era un sueño y estaba en una guerra con los tambores de fondo! pero no, es que estamos terminando la Semana Santa y en Sevilla esto es otro mundo desde el lunes hasta el domingo.

Cristo de la Veracruz
Cristo de la Veracruz

El jueves tuve la oportunidad de ver en Pilas (Sevilla) el paso del Cristo de la Veracruz y la Virgen de Belén acompañados de sus nazarenos y la Sociedad Filarmónica de Pilas. Casi todos los que me leen saben que no soy católica, pero eso no quiere decir que no sea creyente y creo que es importante vivir la Semana Santa recordando lo que nuestro hermano mayor hizo por nosotros y el tener una marcha detrás hace que nos conectemos mejor en un plano espiritual.

En lo particular no creo en milagros de hermosas esculturas hechas por grandes artistas, pero sí creo que al ver a Jesucristo en esta cruz debemos recordar todo lo que sufrió por nosotros, para que seamos mejores personas, para que dejemos la envidia y los malos sentimientos a un lado y recordemos lo que somos, todos hijos de Dios.

Admiro la devoción que tienen en estos pueblos por la Semana Santa, tan grande es que logras impregnarte de ella y es algo muy bonito.

Por supuesto, vi todo el paso desde el primer nazareno hasta el último músico de la Sociedad Filarmónica de Pilas, no quise perderme de nada, aunque la gente diga que nunca se me ve la cara porque la verdad es que trabajo mucho, tampoco me gusta perderme de los eventos que considero importantes y sobre todo que me hagan recordar que soy un ser humano.

Virgen de Belén
Virgen de Belén

La Virgen de Belén llevaba un atuendo precioso, rodeada de rosas blancas que simbolizan la pureza y velones que iluminaban su rostro, guiada por dos de sus nazarenos.

Estuve un rato observándola, pero no solo por lo que la rodeaba, sino recordando… recordando lo que nos han enseñado desde pequeños sobre la biblia e imaginando lo que sufrió esta madre al ver a su hijo allí en una cruz pagando por adelantado nuestros pecados. Yo  no tengo hijos pero sí mascotas a las que quiero como tales, porque si padecen dolor y se alegran cuando me ven entonces para mí son mis hijos y hace poco se me murió uno y el dolor es inmensamente grande, ¿cómo será el de una madre al ver a su hijo morir poco a poco atacado por otros y no poder hacer nada porque él lo ha decidido así y tener que respetar tal decisión? En eso pensaba mientras pasaba la Virgen de Belén o Virgen María, porque a fin de cuentas es la misma santa mujer.

Espero que lo que queda de Semana Santa nos haga reflexionar sobre nuestras obras y nos convierta en mejores personas.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s